bea salas

El dibujo es alimento.
O, por lo menos, condimento.